Free Essay

Ensayo Rse

In: Business and Management

Submitted By gasha
Words 2423
Pages 10
Universidad Santo Tomás
Facultad de Administración
Ingeniería Comercial

VISIÓN CRÍTICA DE LA RESPONABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL (RSE)

Autor: Ossandón Rios, Sebastián.
Santiago, Chile.
2011

Introducción La organización, como cualquier otra institución humana, es susceptible a cambios y perfección en cualquiera de sus entornos, pero en fines comparativos, es más responsable que cualquier otra ya que, se lo impone la ley, porque el mercado se lo requiere y es necesario para dar seguridad y estabilidad a las personas que lo conforman. ¿Cuál es el pecado de la empresa? Hay quien apunta que su pecado original es que “la responsabilidad social de la empresa es que sus beneficios aumenten” lo explicitó Milton Friedman en 1970, destacado economista, intelectual y profesor de la Universidad de Chicago.
Principalmente por quienes todavía no saben o fingen no entender cuál es la función de la empresa, qué es el beneficio y cómo funciona el mercado. Crear valor a la sociedad es la función de la empresa y si en su alcance genera beneficios, sueldos y rentas mucho mejor porque, aunque no es su esencia, es mérito añadido y señal de eficiencia. La organización tiene tres imperativos. El económico, o el aumento de valor de la misma, que orienta las decisiones de asignación y la inversión de los recursos; el ético, que colabora con los valores para preparar cómo hacer las cosas; y por último - pero no menos importante- el legal, aquellas costumbres y leyes que definen los límites de la actuación. La existencia de un mercado competitivo, esto quiere decir, de competencia transacciones libres y donde todos los costes se incluyen en la evaluación del precio final, determina que obtener beneficio no es automático o ni siquiera fácil. Es una parte sobrante del valor creado por la empresa una vez repartidos sueldos y salarios , intereses, alquileres, provisiones e impuestos. Esta es la función social de la empresa, su aportación y reparto de riqueza al bienestar. En este marco legal, la organización busca maximizar su beneficio para optimizar su contribución a la sociedad. La amabilidad de una empresa se mide por los resultados que obtiene y que justifican su existencia. A partir de ahí, es bueno que se finjen metas adicionales, pero que sean siempre voluntarias y según las condiciones y actividad de la empresa. Es natural esperar más de quien más recibió, pero eso no justifica la falta de rendimiento de quien poco obtuvo. Parte de quienes fomentan la responsabilidad social de la empresa al hacer sus propuestas no consideran el elevado grado de responsabilidad efectivamente practicado con los empleados, proveedores y clientes. No consideran el cumplimiento de los costos de la normativa existente y el impacto de la nueva. Sobrevaloran la publicación de informes o memorias, así como la atención hacia los compradores. Al tiempo que apartan aspectos como la relación con los clientes, la existencia de oportunos comportamientos en todos los ámbitos o la respuesta de los competidores. Si la Responsabilidad Social implica más beneficio, ¿por qué no todas las empresas aplican esta estrategia? y, en caso de que todas las organizaciones la aplicaran, ¿dónde estaría la ventaja comparativa inicial? La aceptación consciente de la responsabilidad empresarial se fundamenta en el modo ético de la conducta humana. En la empresa se sabe que la ética paga, incluso en dinero, pero se tiene claro también que debe asumirse buscando el más importante de los rendimientos que aporta la satisfacción del deber cumplido.

Causas y Consecuencias La causa para proponer una conducta se basa en los beneficios que aporta la elección hecha. La función de la empresa es crear valor para la comunidad. Si lo hace produciendo beneficios, sueldos y mejores rentas, es porque, aún no siendo la esencia de la función, aporta tres ventajas importantes. En primer lugar es el mejor indicador de la eficiencia en el logro de su función, en segundo lugar es un mérito añadido y, en el último lugar, aporta un adecuado estímulo para esa innovación. Para que el intercambio sea mutuamente provechoso e incremente el bienestar de la sociedad se necesitan condiciones como la libertad de transacciones, la competencia y la inclusión de todos los costes en la determinación del precio final. No deben haber externalidades negativas o, en otras palabras simples, un uso limitado de bienes públicos por los que no se compensa debidamente al resto de ciudadanos. Si alguien compra el pan de una tienda en lugar de hacerse con levadura, harina, agua, sal y energía adecuada y producirlo por sí mismo, es porque su tiempo y compras valen mucho más que el pago al panadero. En esa compraventa se ha creado valor ambas partes ganan y lo mismo ocurre en cualquier otra. Para cada persona, lo obtenido vale más que lo que da. Los valores que se pueden encontrar en el camino de las organizaciones. Éstos están encarnados en el comportamiento de las personas que trabajan en ellas. Del mismo modo, algunos aspectos relevantes se han identificado en ellas, y se pueden encontrar en los comportamientos y actitudes de la gente que conforman las empresas y reciben la influencia de éstas mismas para valores personales como componente empresarial. Lo anterior sintetiza lo ya mostrado en párrafos precedentes, en los que se menciona la búsqueda de resultados y la eficiencia en el transcurso del tiempo, más que a la realización de tareas. En todas partes hay actividades diarias, necesarias y dignas, pero que aportan un valor limitado. Esos trabajos se pueden desarrollar y liberan esfuerzos para actividades más creativas y enriquecedoras, tanto desde el punto de vista personal como organizacional. Un nivel que va por encima de la rutina resuelve los problemas y conflictos que en ella se presentan y, con más importancia, existe otro plano que decide las rutinas que se emplazan y las que se dejan. Mientras se contribuya a reemplazar las primeras funciones por las tareas menos importantes, se mejore el desempeño, la calidad del conjunto tales como la objetividad, ejemplaridad, la profesionalidad, el trabajo en equipo, el respeto, la resolutividad, las exigencias éticas y la nobleza, el rendimiento de la empresa será a favor y contribuirá a los clientes.

La RSE en práctica La RSE, en los términos en que se ha expuesto, tiene en su recompensa. El valor es un atributo de las cosas o los comportamientos. Las diferentes opciones empresariales otorgan provechos e incompetencias, y cada cual sabe cuáles son preferibles, pues la doble distinción -primero entre valores y desvalores, y después entre la jerarquía- está clara para cada persona, y lo estaría para los demás si contasen con la misma información. Quien realiza una acción rutinaria o meritoria lo sabe. Es consciente de que, entre las distintas opciones de cada momento, ha preferido la más valiosa, la peor o ha evitado la elección, lo que también tiene su lugar en el rango. Esto invita a fijar el perfil de los pueblos y de los grandes períodos históricos. Cada uno de ellos se diferenciaría por un sistema típico de valoraciones, del que los acontecimientos serían mera difusión y consecuencia.” La felicidad a que se refieren Aristóteles (“Ética a Nicómaco” o Cicerón “De los deberes”) se cifra en el equilibrio obtenido por el comportamiento acorde a principios, pero éstos pueden postergar entre personas lo mismo que han variado a lo largo de tiempo o que, en un momento las culturas u otras son distintas. Algunos de los pagos que están asociados a la RSE se pueden comentar como por ejemplo la confianza, tranquilidad, concentración, fidelidad, prevención, dimensión expansiva y freno a la tentación oportunista. Estos últimos dos se refieren a que la RSE no es una garantía a la tentación oportunista, pero si un importante freno. Si es la institución como tal la que está comprometida con la RSE, las posibilidades de que se infrinjan sus principios son menores por la duda de cada persona a entrar en prácticas que pudieran infringirlos. Para evitar esa actitud, quien pudiera estar considerando una acción contraria a la orientación responsable, a fin de evitar diferencias de opinión y reticencias en la ejecución, podría renunciar al intento inicial. También a que en actitudes y en la actitud no siempre es seguido. Normalmente es más fácil transmitir el desánimo, el negligencia y el descuido que lo contrario. Incluso, quien ve orden, entrega, competencias y responsabilidades, puede ser tildado de presuntuoso y tener una conducta apoyada en el fingimiento. Corre el riesgo del aislamiento y la falta de cooperación, a menos que se trate de la dirección. La cultura del cumplimiento, es más fácil ya que el ambiente social está basado en planteamientos de vida ejemplar y de esfuerzo. Se puede compaginar esfuerzo y alegría haciendo a la vez trabajo en equipo. Las circunstancias desagradables ponen a prueba la solidez del camino emprendido. En casos así la información ayuda al desarrollo de las actividades y permite anticipar la conclusión final y a veces también se desarrolla un esfuerzo adicional que da vuelta las circunstancias y se permite formar la estabilidad. Aunque creciente sea la confianza en la convivencia de la RSE y las distintas mejoras que pueden surgir siempre habrán riesgos relacionados al entorno en que se vive y se efectúen las situaciones además de la autoridad que ofrece las disposiciones legales que les es propia el área de actividad. En el mercado viven las empresas y tienen presiones externas e internas que impulsan o frenan su desempeño y la condición de sus objetivos y metas. Es por eso que siempre hayan de tener en mente siempre a cuatro actores: la competencia, el cliente, la asesoría inapropiada y el oportunismo. Una empresa debe tener presente que cualquier imperfección en la calidad y en el servicio a los clientes va a ser visto por la competencia para seducir a la clientela. Como sin cliente no hay empresa debe evitarse cualquier análisis de comportamientos. La competencia no solo espera errores y defectos sino además que hace todo lo que está a su alcance para poder anticiparse a la clientela, acercarse más a la necesidad de los clientes y en ir modificando su trabajo. De ahí que la innovación de nuevos objetivos deba hacerse sin relajamiento y confiabilidad en el que es fundamental: la supervivencia sin el que ninguno de los demás tiene sentido. En el análisis de las políticas públicas, hay una tradición que evalua el estudio de los costos, las decisiones y beneficios, pero no hay nada similar en el ámbito de las “políticas privadas” en las que se inserta la RSE. El cliente insatisfecho a veces se queja y da sugerencias de mejoras en la espera de ser atendido y si llegase a no ser así buscará otro proveedor y, en ese caso, la recuperación del cliente será mucho más difícil de lo que fue la captación inicial. Eliminar la frustración creada es difícil, en primer lugar, porque no hay motivos para que se abandone a quien ha sido un proveedor correcto para volver con uno que ha tenido una actitud o servicio inadecuado, pero también porque volver a tropezar dos veces con la misma piedra es más difícil de explicar que el primer error. Por otra parte, a quien nos ha dado un mal trato, no se desea tratar bien de modo que, a menos que el nuevo proveedor sea aún peor, o alguna punta de actividad requiera una aportación que no puedan realizar otros proveedores, será muy complicado tener otra ocasión para cambiar la mala imagen creada. Conseguir otros nuevos y mejores sustituyendo a la competencia es un proceso que lleva tiempo y estudio ya que hay que saber sus necesidades y como poder satisfacerlas, hacer un seguimiento a la competencia, atender los requisitos legales de funcionamiento y ética y poder organizar de buena manera todo lo que tenga que ver con el lado de producción. La RSE se entiende mejor como una estrategia genérica: tiene un sentido económico para algunas organizaciones bajo algunas circunstancias. Aún existe desconocimiento acerca de cómo y cuanto los consumidores valoran las actuaciones socialmente responsables de las organizaciones y, hasta ahora, pocos estudios e investigaciones han intentado estimar la disponibilidad y la percepción a cancelar de los compradores en relación con las actuaciones socialmente responsables de las empresas. Las empresas tienen mucho que perder si sus productos no cumplen los requisitos y estándares de la RSE, pero poco que ganar por el hecho de anunciar que sus productos cumplen dichos estándares. En el contexto empresarial, suele significar que hay alguna conexión, por delicada o borrosa que sea, entre la contribución caritativa y activista. A veces esa conexión sólo es ilusión por así decirlo, lo que permite a la empresa justificar sus aportaciones en informes públicos y notas de prensa. De hecho la mayor parte de los proyectos de donaciones no tienen nada que ver con la estrategia de la empresa. Se dirigen principalmente a generar publicidad, buena imagen y mejorar la ético de los empleados.

Conclusiones Existen muy buenas justificaciones para reforzar la RSE en el entorno laboral ya sea en la relación con los proveedores, en las presentaciones de la clientela, en el respeto al medio ambiente y a la sociedad en su totalidad. Asimismo hay motivos para comprometerse en una mejora prolongada de la calidad , la organización y el servicio al cliente, para renunciar a ganancias obtenidas de la desigualdad informativa y evitar cualquier tipo de discriminación, para escuchar, aconsejar e implicar a los empleados y clientes en la orientación de las empresas y para que se asigne una parte del excedente generado a obras de beneficencia. Como todas las decisiones que incurren en la orientación y el comportamiento de las empresas, hay congruencias que se apreciar con rigor a los cambios con la posición de la empresa. Además de poner calma a los pasos a dar, y los ritmos a imponer. En un ámbito de estado de derecho que protege las libertades políticas y económicas y los derechos humanos para la asignación de los recursos productivos. EL poder (el Estado) y la de la libertad (el mercado). Son una de las combinaciones más eficiente. De hecho, desde Adam Smith, se ha considerado que la economía es un voluntarismo , un instrumento poco fiable para asegurar una asignación deseable de los recursos.

Bibliografía

Libros: * Argandoña, Antonio “La ética en la empresa” Ed. Instituto de Estudios Económicos, 1994. * Cuesta González, M. de la y Carmen Valor Martínez “Responsabilidad social de la empresa: Concepto, medición y desarrollo”. * Harold Koontz, Heinz Weihrich “Una perspectiva global” Edición 6.

Paginas Web:

* www.responsabilidadsocialempresarial.com * www.econ.uba.ar * https://ctp.unidades.edu.co * www.etnor.org * www.revistacertificacion.cl * www.reportesocial.com

Similar Documents

Free Essay

La Rse Mejora La ReputacióN Corporativa

...empresas transnacionales cuya imagen y reputación corporativa se ha visto afectada por diversas infracciones referentes a la responsabilidad social corporativa (RSE). Podemos mencionar como ejemplo a la empresa Nike que en la década de 1990 estuvo involucrada en trabajadores mal pagados en Indonesia, trabajo infantil en Camboya y Pakistán y pobre condiciones de trabajo en China y Vietnam (Locke, R., Fei, Q. & Brause, A., 2007); o el caso de Volkswagen EE.UU. que manipulaba los motores diésel para pasar los controles preventivos medioambientales (Del Portal, R., & Calvo, M., 2015), o a Toshiba cuya cultura organizacional presionaba a sus empleados de finanzas para hacer cuentas inapropiadas, pospongan los reportes de pérdidas o muevan costos a otros años. Los ejemplos mencionados tuvieron como consecuencia común lo siguiente: destrucción de la reputación corporativa. Y es que hoy en día es muy difícil ocultar los actos que atentan contra la RSE pues los medios de información y de comunicaciones han evolucionado de tal forma que están a disposición del común de las personas y, son éstas quienes finalmente mandan escritos, toman fotos, graban videos o audios para luego exponer sus quejas ante los organismos de auditoría estatales o a la prensa. Por otro lado, los efectos de las noticias acerca de los actos en contra de la RSE desde finales del siglo XX y ahora en el siglo XXI son más nocivos hacia la imagen y reputación de las empresas puesto que el mundo globalizado......

Words: 2526 - Pages: 11

Free Essay

Ensayo Comercio Internacional

...El Comercio Internacional su entorno y actores principales En este ensayo abordare el terma del comercio Internacional. El objetivo es dar a conocer el entorno en el cual se desarrolla, así como el rol que juegan las organizaciones, empresarios y nuevos gerentes en el crecimiento del comercio. Iniciare partiendo de la definición de Comercio Internacional, entendida como “ la sistematización de la actividad del comercio exterior, el intercambio de bienes y servicios entre agentes de espacios económicos diversos, donde intervienen sectores públicos y privados, no sólo entre los países, también entre empresas las cuales actúan ajustadas a legislaciones nacionales y de intercambio comercial mercantil.”(Economía Internacional, 1998) El intercambio comercial juega un papel primordial en la actualidad ya que no hay una sola nación que pueda considerarse autosuficiente en su totalidad, las exportaciones y las importaciones son actividades cotidianas en cualquier país e indispensables para el sustento y desarrollo de las naciones. El comercio Internacional ha venido desarrollándose bajo un creciente sistema multilateral el cual se caracteriza de muchas complejidades y contradicciones, esto como resultado de una exacerbada competencia internacional en un contexto de globalización que estimula la integración económica bajo innegable participación desigual entre países desarrollados y subdesarrollados, diferencias que ni siquiera los organismos internacionales actuales......

Words: 1557 - Pages: 7

Free Essay

Responsabilidad Social

...Dirección estratégica Mireya Fernanda Jaramillo 101119 Tarea 5 Ética, responsabilidad social y ejecución de la estrategia La ética empresarial es la aplicación de los principios y normas a la acción, además es la decisión de las organizaciones empresariales a basar su conducta en valores y principios éticos. Los principios éticos en los negocios no son diferentes a los valores éticos personales, ya que las acciones de los negocios son juzgados en el marco de las normas del bien y mal en cuanto a lo que rige la sociedad. Si el ser ético implica la adhesión a las normas generalmente aceptadas, entonces los administradores deben tener en cuenta estas normas cuando elaboran y ejecutan la estrategia. En la actualidad la mayoría de los directivos son muy cuidadosos en asegurar que la estrategia de la empresa se encuentra dentro de los límites legales sin embargo hay evidencia que indica que no siempre son igual de cuidadosos para asegurar que sus estrategias están dentro de lo que se considera ético. Las consecuencias de la creación de estrategias que no pueden pasar la prueba del escrutinio moral, se manifiestan en fuertes caídas del precio de las acciones, que a los accionistas les costó millones de dólares adquirir, multas considerables y acusaciones penales son otras de las consecuencias. No obstante también se dan condenas a ejecutivos y directivos de la compañía. Lo que lleva a las personas y ejecutivos a tener un comportamiento empresarial poco......

Words: 1305 - Pages: 6

Free Essay

Voltaire

...CARTAS FILOSÓFICAS *** VOLTAIRE http://www.librodot.com Librodot Cartas filosóficas Voltaire 2 Voltaire 1694 Nace en París, el 21.de noviembre, François-Marie Arouet, Voltaire, segundo hijo del notario François Arouet, distinguido por su ardiente jansenismo. La infancia de Voltaire no es muy bien conocida (en parte porque él mismo ocultó muchos aspectos de su biografía), pero a lo largo de su vida reiteró en varias ocasiones que había nacido el 20 de febrero de 1694 y que no era hijo de François Arouet, sino de un chansonnier llamado Rochebrune. 1704-1711 Estudios en el colegio de los jesuitas LOUIS- le-Grand de Paris, donde recibe una severa educación religiosa y una sólida formación clásica. Por esta época, su padrino, el abad de Châteauneuf, le introduce en la sociedad del Temple y otros círculos de librepensadores a los cuales causa asombro el ingenio y la mordacidad de Voltaire. 1713 Habiendo iniciado la carrera de leyes, se traslada a La Haya, en calidad de secretario del embajador francés. Idilio con Pimpette Dunoyer, hija de un refugiado francés. El embajador, temiendo el escándalo, le obliga a regresar a París. 1714 Contrariando los deseos de su padre, empieza a dedicarse por completo a la literatura. Muy pronto se hace famoso en la sociedad parisiense de la época por sus epigramas satíricos. 1717 A causa de unos versos en los que se mofaba del Regente, el duque de Orleáns, es recluido (Mayo) en la Bastilla durante once meses. 1718 Estrena con gran...

Words: 95618 - Pages: 383